Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
Lunes, 28 Enero 2013 00:00

Don José Maldonado Ferrer pronunciará el XXV Pregón de Semana Santa de Padul

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Don José Maldonado Ferrer ha sido designado por la Federación de Asociaciones de Hermandades y Cofradías de Padul, como encargado de pronunciar el XXV Pregón de la Semana Santa Paduleña.

Para los jóvenes paduleños, es una persona poco conocida, ya que por su trabajo primero y por su vida familiar después, se ha visto obligado a ausentarse de nuestro pueblo. No obstante, lejos de olvidarse de Padul, sigue pasando largas temporadas aquí.

Para los que no somos tan jóvenes, me vienen a la memoria sus padres, Don José Maldonado y Doña Ana Ferrer, los cuales desarrollaron su trabajo como maestros en su pueblo, ya que son paduleños.

Don José Maldonado Ferrer conocido, por su familia y los amigos que tiene en su pueblo, como Pepe Maldonado, tuvo la educación que le dieron sus padres, destacando la formación cristiana que recibió de estos y, como no, de su tío Antonio Ferrer que era sacerdote.

Les dejo, tras esta breve introducción, con lo que Don José Maldonado, o Pepe, como a él le gusta que le llamen, nos ha escrito sobre sus recuerdos y vivencias en Padul.

Mis vivencias:

"Las primeras procesiones del Viernes Santo, aunque no las recuerde, debí presenciarlas en brazos de alguien. Vivía con mis padres en Béznar, pero veníamos al Padul con frecuencia sobre todo en verano y Semana Santa a pesar de que 17 kilómetros eran todo un viaje.

Padul era para mí como una casa enorme en la que las de mis abuelos y demás familiares eran como elementos suyos. En Béznar vivíamos felices, pero mis padres siempre soñaban con volver definitivamente a su pueblo.

En Semana Santa las vacaciones siempre sabían a poco, porque eran cortas y muy completas. Empezaba disfrutando de la procesión de las Palmas y, antes de darme cuenta, después de haber madrugado para ver la de los Júas, al volver a casa, veía que ya estaban haciendo las maletas.

Los días de Semana Santa, aunque algunos años hacía frío, ya olían a primavera. La Pasión se vivía en el ambiente, en las casas y en la iglesia. La procesión del Viernes Santo tenía un protagonismo total pues, aparte su organización, rara era la casa en la que no había un penitente, un soldado romano o una mantilla. La calle olía a cera caliente de los faroles. Las casas, a aceite también caliente de freír las tortas de masa.

Aunque cada año la procesión impresionaba como si fuera la primera vez, siempre revivía las anteriores. De las imágenes que desfilan cada uno tiene sus preferencias, pero yo no digo la mía, aunque me quedo con la Cruz, aquella cruz entrañable y aparentemente pobre y solitaria que cerraba la procesión y con esta de ahora restaurada que es la misma.

Lo que no podría olvidar nunca, aunque quisiera, aquel aplauso primero que en la iglesia me sorprendió, cuando el sacerdote, en latín, entonando el Gloria, sin yo esperarlo, anunció que el Señor había resucitado."

Ver el artículo originoal...

Visto 794 veces Modificado por última vez en Sábado, 29 Junio 2013 10:33
Tres Cruces (Radio Padul FM)

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.