Дървен материал от www.emsien3.com

The best bookmaker bet365

The best bookmaker bet365

Menu
Viernes, 08 Diciembre 2017 00:00

Un belén como debe ser para tiempos extraños… Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Un belén como debe ser para tiempos extraños…

Francisco Molina Muñoz
Director de Padul Cofrade
Fotos de Manuel Gámez

Padul, 8 de diciembre de 2017

Manuel Gámez es una persona sencilla, humilde, afable, amigo de sus amigos y de trato amable. Él, desde hace muchísimos años cultiva su pasión por el Belén, cosa que dicho así podría argumentarse que como a tantos y tantos. Pero lo de Manuel va alcanzando cotas que se escapan a la mayoría de los que cada navidad colocamos el pesebre, la mula, el buey, el río, la lavandera… Lo de Manuel es otra cosa. Tableros y más tableros dispuestos convenientemente hasta ocupar una extensa habitación de más de veinticinco metros cuadrados. Sobre esa superficie, cada año, evoluciona un Belén que diríase vivo, ya que con el paso de las estaciones cambia de fisonomía, de paisajes, de personajes… Si no lo creen le sugiero una visita a casa de Manuel que, a buen seguro, estará encantado de hacerles de “Cicerone”.

Las distintas escenas previas y posteriores al nacimiento de Jesús se ven reflejadas con todo lujo de detalles: La Virgen con Santa Ana, la Virgen embarazada, La Virgen en el portal, la Virgen amamantando a Jesús recién nacido, la adoración de los Reyes Magos, la Presentación en el Templo de Jesús, la huida a Egipto, la matanza de los inocentes y así un larguísimo etcétera. Pero no pueden faltar en un belén de la categoría del que nos presenta Manuel, las escenas costumbristas en un paisaje urbano y rural muy conseguido.

Un herrero afanado en errar a una mula, un pastor atendiendo el parto de una oveja, un hombre lisiado, un mulo que ha caído y desparramado su carga, hortelanos, lavanderas, pozos, norias, molinos y fuentes en las que el agua, al igual que en el río, fluye sin cesar. Un sinfín de escenas cotidianas que se pueden encontrar en cualquier pequeño pueblo, como el que en su día era Belén.

Destaca la escena del Portal, donde todo tiene especial relevancia y en el que, como dice el villancico popular… “Ha entrado los ratones y al pobre de San José han roído los calzones”, pues allí están pululando como Pedro por su casa.

El Belén de Manuel no solo tiene vida de día. Cuando el ciclo de iluminación pasa a nocturno, la población parece adquirir el carácter bullicioso de cualquier pueblo en el que la gente, para aliviarse de las fatigas del día, sale a la calle a solazarse y, encontrar en el fresco aire de la noche, reposo para su cansancio.

belen manuel 2017 p1

En los tiempos convulsos, anticlericales o antirreligiosos que nos ha tocado vivir en los que se suele hacer mofa o escarnio de las creencias, tradiciones o manifestaciones de los que somos y nos consideramos cristianos, encontrarse con la obra de alguien que como Manuel, cada momento del año exhala por cada uno de sus poros amor y pasión por el Belén, es algo que nos debe llenar de júbilo y paz interior.

Concluyo como dije al principio, lo mejor es ver con los propios ojos el magnífico trabajo de Manuel. Pónganse en contacto con él y les puedo asegurar que no saldrán defraudados de la visita…

Si desea acceder a las galerías fotográficas que ilustran este artículo, aquí les dejo los enlaces: Galería 1, Galería 2

Visto 337 veces
Francisco Molina Muñoz

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.